HISTORIA DEL COMUNISMO VASCO

Perdido Bilbao, Larra continúa junto a las fuerzas vascas –la mayoría aplastante comunistas y algunas ugetistas y cenetistas; los nacionalistas se han rendido a los italianos en Santoña después de pactar con ellos traicionando la República y rompiendo su frente que queda abierto al enemigo- en la difícil resistencia de Santander y Asturias. En esta lucha desigual y difícil, Larra demuestra un valor temerario; es herido cerca de Santander.

  Eusk-Cast EUSKERAZ   CASTELLANO

Serafina Vélez, sin papeles y con dos maletas cargadas de propaganda se topó con un control muy severo en la estación de tren de Toulouse. Su compañero, con la documentación en regla se desentendió del asunto y salió: Lo lógico y lo prudente hubiese sido abandonar las maletas. Ni todos los pasquines del mundo valían su vida. Pero serafina no lo hizo.

En 1931-1932 asistió a un curso en la Escuela Leninista de Moscú. Al estallar la crisis del PCE, adoptó la postura de la Internacional Comunista frente a la política de Bullejos y desistió de seguir en la URSS. Tras el IV Congreso del PCE, fue asignado a Bilbao para cumplir el cometido de orientar la Federación Vasco-navarra en esta dirección, siendo designado secretario general de la misma.

Ver el documento completo en PDF  

Fui nombrada agente de enlace y conectada con Yssy-les Moulineaux, con el camarada Caro. Su mujer era costurera. Yo, con la excusa de que iba a buscar costura, en la cesta de la ropa envolvía octavillas y partes que entraban y salían del "refugio". Un día llegué tarde, después del toque de queda. Me quitaron el documento de identidad de refugiada.