Comunistas vascos

Miembro del Partido Comunista de Euskadi en Bilbao en los primeros años de la posguerra. Formó parte de algo parecido a un aparato de comunicación controlado por Luis Fernández García. Manuel Barreda era quien tenía el contacto

En 1946 pasó a formar parte del grupo dirigido por Victorio Vicuña “Julio Oria”, en su intento por articular una resistencia armada vasca. Se instalaron en una mina abandonada cercana a Basurto (Bilbao, Bizkaia), desde la que efectuaron una serie de sabotajes y golpes económicos.

Durante la guerra combatió con la Columna Ramón Casanellas, el Batallón Vasco y el Batallón Rosa Luxemburgo en el frente de Euskadi; escapó en un pesquero a Escocia, regresando a zona republicana a través de Francia;

Comunista de Aoiz (Navarra), de profesión maestro. Enviado a España por el PCE, fue fusilado el 14 de octubre de 1944 en Alcalá de Henares (Madrid), a pesar de que su propio ayuntamiento había pedido clemencia, tenía 34 años.

No lo duda ni un instante y cuando se solicitan voluntarios para acudir a Donostia se alista. Combate duramente en el asalto del hotel María Cristina y posteriormente en el asedio a los cuarteles de Loyola. Durante los combates para rendir el María Cristina, Mateo Balbuena se aposta en el teatro Victoria Eugenia anexo al hotel:

Según testimonio de Victorio Vicuña, el PCE le dio la orden de eliminarle, acusado de traición, como se negó bajo la famosa frase “Yo no mato a comunistas, Mateo Obra fue delatado por la dirección del PCE a la policía, siendo fusilado en Derio (Vizcaya) el 4 de junio de 1949, tenía 28 años

Comunista, conocido luchador de Aoiz (Navarra), comprometido en reactivar la organización del PCE en Navarra, junto a Teodora Gómez Serrano “Dora”, Fernando Gómez Urrutia y otros.

Más artículos...