el marxismo a debate

x Isaak Illich Rubin

¿Es viable un socialismo mercantil? ¿Cuál es el significado de la teoría marxista del valor? ¿Por qué la teoría crítica del fetichismo constituye el núcleo central de «El Capital»? Libro completo de Rubin. Trabajo brillante, en la senda teórica del Che Guevara, pero… escrito 40 años antes. Imprescindible para estudiar y comprender a fondo «El Capital»…   http://lhblog.nuevaradio.org/b2-img/illich_valor.pdf

Es un texto sorprendente, sobre todo el capítulo El partido político. Creo que enriquece el debate sobre partido y organización, si se lee con calma el texto entero. Mucho mejor si se ha leído El príncipe de Maquiavelo, una obra impresionante.

Reinaldo A. Carcanholo, Profesor del Departamento de Economía y del Programa de Postgrado en Política Social de la UFES.
"El capitalista individual (o también la totalidad de los capitalistas en cada esfera particular de la producción), cuya visión es limitada, cree con razón que su ganancia no sólo proviene del trabajo que él o su ramo ocupan. Esto es totalmente correcto en lo que respecta a su ganancia media. Hasta dónde esa ganancia está mediada por la explotación global del trabajo por parte de todo el capital, es decir por todos sus colegas capitalistas, es una conexión que constituye un misterio total para él, tanto más por cuanto hasta los teóricos burgueses, los economistas políticos, no lo develaron hasta el momento.". Marx (p. 214)


Bien, veamos la historia muy rápida. “Allá por los años 1879 tendría lugar dos hechos de extraordinaria importancia en el futuro estatal: la fundación del Partido Socialista y la celebración del Primer Congreso Catalanista, En efecto, aunque el congreso constituyente del Partido Socialista Obrero Español como tal no se reunirá hasta agosto de 1888, el 2 de mayo de 1876 nace oficialmente el que será su inmediato antecedente, formado en torno a una escisión marxista de la AIT. El grupo fundador lo dirigen Pablo Iglesias y José Mesa, editores de la revista clandestina La Emancipación, en la que ya habían publicado el Manifiesto Comunista y algunas obras de Mars y Engels.

Señaló que el modelo chino está en proceso de construcción y requiere aún de mucho tiempo para llegar a su forma desarrollada, entre los problemas más importantes reconoció los conflictos de intereses con otros países, así como la existencia de inconformidad social y movimientos de masas internos.

Marx había tratado el problema de la alineación abiertamente en los Manuscritos de 1844 y en La sagrada familia. Ahora nos encontramos frente a un texto diferente, en el que la alienación aparece recubierta de diversas escamas teóricas, entreverada en medio de una larga discusión que se suscita al contacto de nuevos y gigantescos problemas. La verdad es que los nuevos problemas son enormes.


La figura esbelta, la firmeza juvenil de la voz y el apretón de manos sólido -poco común en Francia- introducen al personaje real de Alain Badiou. Este filósofo original es el pensador francés más conocido fuera de las fronteras de su país. Su obra, extensa y sin concesiones, abarca una crítica férrea a lo que Alain Badiou llama “el materialismo democrático”, es decir, un sistema humano donde todo tiene un valor mercantil. Badiou no ha renunciado nunca a defender un concepto al que muchos creen quemado por la historia: el comunismo.

* Texto escrito para el curso de formación "Marxismo y Revolución en el siglo XXI", organizado en enero-febrero 2011 por el colectivo Arganzuela en Movimiento en el CSO La Traba, Madrid.

1 El método utilizado por Marx para estudiar el Modo Capitalista de producción, no parte del análisis de las grandes estructuras macroeconómicas, o conceptos generales como podrían ser el Producto Interior Bruto (PIB) o la estructura comercial de un país. Por el contrario, Marx parte de lo más concreto, lo que en apariencia es más básico y “minúsculo” del análisis económico: LA MERCANCIA.

Militantes comunistas ucranianos depositan flores ante el monumento a los obreros fusilados de la fábrica ARSENAL de Kiev durante la revolución de enero de 1918. En el mitin realizado se arengó a la lucha por la reconstrucción de la Unión Soviética.

Más que intolerancia ante la superstición, lo que hay en el spinozismo -y en general en el auténtico materialismo- es una necesidad de entender los mecanismos de la superstición. Como afirmaba Althusser, el materialismo consiste en “no contarse cuentos” (“ne pas se raconter des histoires”).

"La emancipación del proletariado es la abolición del crédito burgués, pues significa la abolición de la producción burguesa y de su orden. El crédito público y el crédito privado son el termómetro económico por el que se puede medir la intensidad de una revolución. En la misma medida en que aquellos bajan, suben el calor y la fuerza creadora de la revolución" (K. Marx, "Las luchas de clases en Francia de 1848 a 1850" Edit. Progreso, 1966, p. 138).

Un amplio sector de nuestro pueblo ha asumido la aspiración que se sintetiza en la consigna de “independencia y socialismo”. Pero, aunque el primero de los dos términos está meridianamente claro para la mayoría, pues resulta evidente que la independencia supone que debemos dotarnos de un Estado propio, no ocurre lo mismo con el segundo.

La cuestión de Stalin es una cuestión de importancia mundial con repercusión en el seno de todas las clases en todos los países y que sigue siendo, hasta hoy, asunto de intenso debate en el que las diferentes clases y sus partidos y grupos políticos vienen adoptando diferentes posturas. Es probable que no se pueda llegar a ninguna conclusión definitiva sobre esta cuestión en el presente siglo [el texto se refiere al siglo XX].


Texto escrito por el filósofo neomarxista Günter Anders y lo han traducido al euskera los konpas de Lapiko kritikoa.(Günther Anders. 1987-05-09. TAZ egunkaria. Alemanetik itzulia)

OHARRA: TAZ aleman egunkarian 1987ko Maiatzaren 9an Günther Andersek argitaratutako lana da. Elena Martinez Rubiok alemanetik euskaratu du.

La idea del comunismo, ya no como un Estado omnicomprensivo ni tan siquiera como una ideología a la que debe subordinarse la realidad, sino como el “movimiento real”, al decir del propio Marx, que refuta y supera el estado de cosas actual, ha resurgido en este nuevo siglo de sus aparentes cenizas. No es para menos. En una reciente encuesta global realizada en 2009 por la BBC, un 89 por ciento entiende que el sistema capitalista y su libre mercado no están funcionando para el bien de la sociedad toda.

La historia es el trabajo diario de millones de personas, la mayoría de los cuales están ocupados buscando como subsistir y mantener a sus seres cercanos, mientras una minoría se esfuerza en autoafirmarse, rodeándose de riquezas incalculables, honores y poder. Esta es la cotidianidad que va construyendo los siglos. Pero todos los días corrientes ansían tener su fiesta. Y en la historia, las revoluciones son la mayor de las fiestas. Entre ellas, el Gran Octubre, es la estrella que nos guía. La más brillante, la de mayor tamaño.

Más artículos...