el marxismo a debate

Hemos traducido este texto que Ernest Mandel, uno de los economistas marxistas más importante de la segunda mitad del siglo XX, publicó en el periódico de la sección belga de la IV Internacional, La Gauche, en su número n°14, el 12 de agosto de 1992, tres años antes de su muerte. Un artículo que, pasados ya casi 20 años, mantiene una increíble actualidad.

No se debe ser marxista. Lo único que tiene interés es decidir si se mueve uno, o no, dentro de una tradición que intenta avanzar, por la cresta, entre el valle del deseo y el de la realidad, en busca de un mar en el que ambos confluyan.

“El trabajo es la fuente de toda riqueza, afirman los especialistas en Economía Política. Lo es, en efecto, a la par que la naturaleza, proveedora de los materiales que él convierte en riqueza. Pero el trabajo es muchísimo más que eso. Es la condición básica y fundamental de toda la vida humana. Y lo es en tal grado que, hasta cierto punto, debemos decir que el trabajo ha creado al propio hombre.” (Federico Engels) (2)

Existe una gran confusión sobre aspectos básicos de la filosofía marxista, y sobre la filosofía en su conjunto que de alguna forma la vemos como un dogma de fe en vez de lo que realmente es, una filosofía basada en el conocimiento científico del mundo material, el de la naturaleza y el humano, una filosofía en permanente autocrítica y desarrollo.

Si en este planeta existen recursos para todos pero muchos mueren de hambre, y eso es consecuencia directa del capitalismo, y sólo podemos destruir el capitalismo organizándonos, entonces se hace imprescindible pasar revista al panorama de la izquierda organizada, es decir, de la única oposición  existente al capitalismo y el hambre.

1-La crisis capitalista ecosocial no es reducible al tema de lo ecológico o ambiental. La unidad dialéctica-material de la relación sociedad-naturaleza-naturaleza-sociedad se conforma como –un- único proceso histórico socionatural.

 Contra lo que es ya lugar común en Occidente, fue el triunfo de la revolución, y no la apertura al mercado iniciada en 1978, lo que dio inicio al llamado milagro chino. La mayoría de los chinos lo saben, aunque reconocen los errores de Mao. No menores que los cometidos en los últimos 30 años, y que amenazan la estabilidad del gigante asiático.

Escuela de Cuadros es un programa de formación política que se transmite por el canal Catia TVe (Canal 41 UHF Caracas), ahora tres veces por semana: miércoles, 8pm; jueves, 7pm; y sábados, 8pm. El programa, que se fundamenta en el estudio y debate de textos clásicos marxistas, examina la realidad concreta de Venezuela y América Latina bajo el lema leninista "no hay práctica revolucionaria sin teoría revolucionaria".

No puede existir la libertad del individuo en una sociedad que no sea libre, libre de la explotación del hombre por el hombre. Es una verdad marxista, patriótica, a la que Stalin nunca renunció. Él no separaba el patriotismo del socialismo. No separaba los derechos del individuo de la obligación de luchar por la auténtica libertad de su pueblo, algo imposible si no se someten los intereses personales a los colectivos.

Domenico Losurdo aborda en su Stalin aspectos muy polémicos de la intervención en la historia del hombre que en la práctica dirigió la Unión Soviética durante casi tres décadas. No conozco obra comparable por la ausencia de pasión y por la densidad y profundidad de la reflexión sobre el tema.

El capitalismo ha desarrollado históricamente una extraordinaria capacidad para apropiarse de paradigmas políticos o sociales, colocarlos a su servicio y vaciarlos de todo contenido fecundo. Libertad, Igualdad, Fraternidad, Nación, Pueblo, Sociedad Civil o Democracia forman parte de sus más cantados secuestros. Confrontados con la naturaleza de sus esencias, ninguno de estos socorridísimos signos paradigmáticos es posible dentro del sistema social y económico capitalista. Quedan entonces como símbolos para engañar incautos y poco más.

¿Tienen los miembros de un partido comunista derecho a hablar como comunistas? Por supuesto que sí. Esto no se discute en ninguna parte del mundo. Salvo en Canarias. Se llega al extremo de que quienes no militan en ninguna organización, o son miembros de un partido que no se reconoce comunista, e incluso quienes han pedido el voto para el PSOE en recientes elecciones, niegan a los militantes comunistas organizados hasta el derecho a ser comunistas.

“No se puede separar mecánicamente las cuestiones políticas de las cuestiones de organización”. (Lenin, Discurso de cierre del 11° Congreso del Partido Comunista de Rusia, citado por Lukacs en el prólogo de su ensayo “Notas metodológicas sobre las cuestiones de organización”, en “Historia y conciencia de clase”)

A diez años de haberse iniciado una nueva etapa de la revolución social en Venezuela que –como todos conocemos- ya había comenzado en 1810 con Francisco Miranda y continuada en toda su profundidad y extensión por el Libertador Simón Bolívar, cada día brota con más fuerza el ideal obrerista del alemán Carlos Marx.

Esta exposición de la sociología de la cultura y la educación de Carlos Marx (1818-1883) se encuadra en un doble marco, teórico y epistemológico, a modo de introducción. A saber: 1) la interpretación de la naturaleza del hombre, la cultura y la educación a la luz de su origen; y 2) la identificación de las orientaciones epistemológicas básicas de las ciencias del hombre y de la cultura. · La naturaleza del hombre, la cultura y la educación a la luz de su origen biológico

“La manía iconizadora que convierte al pensamiento de Marx, Lenin, Trotsky o Mao, en signo de algo trascendente engendra defensores de la obediencia literal a la ley. Nosotros siguiendo a Mariátegui, preferimos una actitud libre y crítica frente a la doctrina”

"Cuba ha sido expulsada por ser leninista, marxista, comunista. Yo quiero decir a los miembros de la OEA, aquí, declararme marxista, leninista, comunista, socialista y ahora que me expulsen"

Durante su intervención en la VII Cumbre del ALBA , el presidente de Bolivia, Evo Morales, recordó los documentos de 1962 de la Organización de Estados Americanos (OEA) cuando expulsaron a Cuba de dicha organización y marcó la importancia de reflexionar sobre los motivos de esa expulsión.

Más artículos...